Shisha Pangma

Nada es cierto, todo es verdadero. En la relatividad está la clave.

El gris es el color de mi base. La imponencia asusta, pero poco a poco se hace el camino.

Deja hablar a tus guías.

Namasté.

Hace años, durante el curso de Maestría de Reiki, nos propusieron que cada uno preparara un pequeño taller, charla…algo que conociera y quisiera compartir y enseñar al resto de los compañeros de maestría.

Hablamos de cuencos tibetanos, de terapias de cristales, comunicación animal, masaje metamórfico y un sinfín de terapias y técnicas energéticas más (éramos unos cuantos!). En ese momento a mí me resonó acercarles al mundo de las montañas.,y el universo me puso delante la oportunidad de comunicar con las montañas del Himalaya y llevarle un mensaje a cada persona que estaba en aquella sala.

De esa experiencia surgió la idea de acercar estos dos mundos (que es uno sólo). Sentimos la necesidad de dar voz a quienes no tienen el lenguaje humano para que podamos escucharlos. Para que nos ayuden a abrirnos al lenguaje universal del corazón.

Doy gracias por ser partícipe de este proyecto y os doy la bienvenida a todos los que queráis escuchar. Hay un mensaje para cada uno, quedaros e idlos descubriendo con nosotros.

El primer mensaje que aquí os escribo nos lo manda el Sisha Pangma, también conocido por su nombre en sánscrito Gosainthān, que significa “Morada de Dios”. Os invito a reflexionar sobre lo que nos cuenta y compartirlo en los comentarios.

Namasté!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.